• ca   es
05/08/2012

preexistencias. el pajar

Cuando llegamos al solar de CASA NOSTRA, quedaban en pie los restos de un pajar y de un cobertizo que escondía una pequeña sorpresa: ¡un Citroën dos caballos oxidado!

Las ruinas eran como un muestrario de la construcción tradicional del lugar: piedra seca, muros de tapia, revocos manuales con base de cal, tejas árabes sobre vigas de madera y cañizos, piezas cerámicas manuales y, de intervenciones posteriores, piezas cerámicas industrializadas, del ladrillar del Mas de Manou, firmadas por el tío Pepito (Josep Llauradó). Es evidente que este inventario se utilizará como material de proyecto: la pared de piedra en seco se conservará, las tejas y los ladrillos manuales se han recuperado y se reutilizarán, y una versión del revoco se utilizará como acabado de fachada.

Muro de piedra seca: piedras sin cortar puestas unas sobre otras sin mortero.

Muro de tapia: tal como define la Enciclopèdia Catalana, pared hecha de tierra pastada, eventualmente mezclada con cal, prensada en un encofrado simple llamado tapiera y secada al aire.

Revoco de cal, agua y arena: revestimiento de los muros que, al ser la cal blanca, coge el color de los áridos utilizados propios de cada zona.

Y de los faros del dos caballos han de salir las lámparas de la cocina. Pero de esto ya hablaremos…

¡Comparte este post!

2 pensamientos sobre “preexistencias. el pajar”

Deja un comentario

* Camps obligatoris